La Buena Salud, Como Camino Hacia Una Mayor Felicidad

on 21 Marzo 2018
Visto: 2159

Sobre la salud y la felicidad me gusta recordar (y recordarme) algunas cosas importantes:
1-Buscar la salud por la salud no tiene mucho sentido: Es un requisito para la felicidad.
La salud es un requisito y un camino a mi felicidad, sabiduría, amor, crecimiento y evolución vital. Sin salud no llego a lo otro. Es más, estar saludable a veces causa sería obsesión , rigidez y causa más malestar que bienestar. Hay que ocuparse de estar sano, no obsesionarse. 

Por ejemplo típicamente en el tema de la alimentación, la gente se obsesiona con lo que come y desatiende otros ámbitos de su salud y de su vida. No digo que no sea importante lo que comemos: es muy importante, es más, cada vez más porque nuestra alimentación cada vez es mas industrial, simplemente no obsesionarse y no creer que la alimentación es lo único
2- La salud no es sólo el cuerpo físico: es un compendio de salud física-energética, mental  y  emocional
Podemos hablar de la “salud-felicidad” como algo unido realmente. Y la salud es un compendio de salud física-energética, mental y emocional. Y añadiría lo ético y espiritual, que son para mi fundamentales para una buena salud-felicidad, aunque aquí entramos en el mundo de los valores y las creencias . Ya de hace muchos años hay muchas corrientes de salud y estudios de cómo nuestras emociones y nuestra mente nos desequilibran y nos acaban produciendo enfermedades que nos matan. Incluso en hospitales “normales” de nuestro sistema sanitario, este concepto de que por una serie de problemas psicoemocionales se ha podido desarrollar un cáncer u otras enfermedades es algo que se manejan de hace años.  
3-La salud-felicidad es algo integral y holístico, y por tanto debo alimentarlo en su totalidad 
La salud-felicidad  tienen mucho que ver con tener un equilibrio en el bienestar de las diferentes partes del ser humano. Por ejemplo según la filosofía del Yoga cuando hablamos de partes de ser humano hablamos de “cuerpos inferiores” (físico-energético, mental y emocional) y los cuerpos superiores  de naturaleza espiritual (estos cuerpos podemos decir que aglutinan las altas capacidades del ser humano: vida-existencia, amor y sabiduria, conciencia, inteligencia creadora o creatividad…) . Esto requiere una visión holística (amplia) del ser humano. Y también una visión integradora del ser humano, de cómo nos interrelacionan e “interafectan” los desequilibrios en las diferentes partes de nosotros.  En occidente hemos sido unos maestros en separar al ser humano en partes y así nos luce el pelo y se refleja a nivel social en nuestro sistema sanitario, educativo, religioso-espiritual, filosófico, político, etc…
4- La salud-felicidad la favorecemos con una practica continua de buenos hábitos y practicas
Todos los días alimentamos nuestra salud-felicidad con nuestro “alimento” físico, mental y emocional. Y nos ayudan unas costumbres y también unas prácticas o entrenamiento de experimentación constante que actúan en toda esa amplitud y que “cuiden” esas diferentes partes.
En definitiva te propongo que cuides sin obsesionarte todas tus partes como ser humano y que las vayas desarrollando y no te marques expectativas maravillosas. Día a día, poquito a poquito pero son parar. Hasta aquí la salud. En cuanto a la felicidad en sí misma es un tema demasiado grande y complejo. Para otro momento quizás. Buen díaaa. Un abrazo. Fontxo Labeaga